PT EN

 

 

«Protección Es Una Palabra Circular» 

Mar Juan Tortosa

Setembro 2020

 

A PIN convidou Mar Juan Tortosa a  escrever um ensaio/reflexão crítica sobre a exposição online «Joias e Objetos de Proteção para o Século XXI», organizada pela PIN durante o período de confinamento e patente no sítio do MUDE – Museu do Design e da Moda.

Enquanto investigadora, mas também artista participante deste projeto expositivo, Tortosa estabelece um diálogo poético entre o conceito de proteção e as joias e os objetos que nos circundam, referindo ao longo da sua reflexão metafórica alguns dos trabalhos que integram esta mostra. 

PROTECCIÓN ES UNA PALABRA CIRCULARm

La calidez del hogar, cubrirnos con una manta o nuestros seres queridos pueden ser elementos o situaciones que hacen que nos sintamos arropados, protegidos, amparados de un modo envolvente, apaciguador. Pero, ¿qué pasa cuando no están o no podemos acceder a ellos? Es en esos momentos cuando aparecen los objetos, concretamente esos que podemos tocar y llevar cerca de nosotros, con la intención de representarlos y tenerlos más cerca o presentes. Aunque, en este caso, no nos sirve cualquier objeto, solamente aquellos que generan metáforas que atraviesan de parte a parte nuestra historia personal y la de la sociedad en la que estamos inmersos, para así encontrar símbolos y códigos con los que poder representar aquello ausente como un techo, un abrazo o simplemente la presencia de una persona con la que nos sentimos protegidos (tal y como podemos observar en la obra de Marilia Maria Mira [1]).

En el campo de la joyería es donde descubrimos la mayoría de estos elementos a través de tipologías de joyas como: broches, collares, pulseras o anillos que están cargados de signos, simbologías y de historias que nos envuelven y nos cuidan a nosotros o a nuestros seres queridos.

 mmm.png

 

Podríamos decir que protegemos con las manos, las que cuidan, y protegemos el corazón, órgano bombeante y símbolo de vida. Por eso, no es de extrañar que estas tipologías sean dentro de los objetos de protección las más presentes, dado que todas ellas tienen sus localizaciones en estos puntos determinados del territorio corporal. Pues a pesar de que también puedan residir el espacio del hogar, los joyeros o algún cajón desastre, su origen y hábitat es la anatomía humana. Porque somos seres de tacto, de con-tacto y presencia. Es por eso por lo que residen y los disponemos en lo largo y ancho de nuestra epidermis (como podemos ver en la obra Sunset on the Mountain de Paula Castro [2]), ese territorio corporal que nos envuelve y genera la que fue nuestra primera protección. Un tejido que constantemente estamos erosionando y creando, elástico y que nos contiene, tal y como estos objetos de protección contienen simbologías que representan y nos recuerdan creencias, personas o modos de entender la vida en los que nos podemos refugiar o hacer más fuertes [3].

 

pc1a.png

 

mcr

 

Cuando estudio y reflexiono en torno a estos objetos, observo que estas dos localizaciones concretas no son fortuitas, dado que son el inicio y el fin, a modo recíproco, de la acción de proteger, una que podemos ver con la obra de Typhaine Le Monnier [4]. El corazón, a nivel simbólico, está en el centro del cuerpo y, aunque somos seres de razón, de mente o cabeza, somos ante todo seres que sentimos, sensibles y con sentimientos, aspectos que vinculamos al corazón, el que siente y el que ama, el antónimo y el que combate el miedo o las inseguridades. Este órgano rojo y latente es el centro, uno que se expande por los brazos hasta acabar en las últimas falanges de los dedos en las que localizamos las yemas, pequeños óvalos en los que tenemos grabados unas líneas únicas e irrepetibles que, de puertas hacia fuera, representan nuestra identidad. Pequeñas superficies que utilizamos para acercarnos al tacto y explorar, tocar aquello externo a partir de lo interno de nuestro ser o nuestro yo. No obstante, cuando ya nos sentimos cómodos, expandimos también este contacto a lo largo de los dedos, a lo ancho de las manos hasta llegar a los brazos y abrazos, gesto con el que nos acercamos, nos fusionamos y protegemos, cubrimos o arropamos. Acción que tiene su centro en el corazón, por eso un buen abrazo se da cuando se rozan las mejillas izquierdas, corazón con corazón convergen en un mismo punto, al igual que sus latidos y los brazos se entrecruzan rodeando y envolviendo el otro cuerpo hasta llegar a convertirse en uno solo.

 

tl

 

Del mismo modo que podemos creer que estos objetos tienen su razón de ser en unas localizaciones corporales determinadas, también podemos entender que encuentran su porqué en un espacio y tiempo concreto. Cuando abordé este punto de análisis de los objetos de protección y vi que estoy situada aquí, en pleno siglo XXI, en la atroz sociedad occidental, llegué a la determinación de que la raíz o el motivo por el que creamos estos objetos hoy en día reside en el miedo, en la inseguridad o en la vulnerabilidad, tal y como pasaba en el pasado. En esos momentos, rápidamente, me vinieron a la mente preguntas como: hoy en día, ¿a qué tenemos miedo? O mejor aún, ¿a qué quieren que tengamos miedo?, ¿qué podemos hacer al respecto? O, ¿cómo nos podemos proteger?

En el pasado, lo más importante era el alimento y tener un techo bajo el que poder cobijarse. En pleno siglo XXI y en esta sociedad occidental en teoría, bajo el marco legal, comida y techo son necesidades que quedan cubiertas por los gobiernos o instituciones públicas, independientemente de cuál sea tu situación. Y digo en teoría, porque fácilmente lo podemos cuestionar al igual que, al fin y al cabo, más que las leyes, son las personas las que acaban ofreciendo, cuidando y al acecho de que esto así sea. 

Ahora, en el 2020, podríamos decir que lo más vulnerable a ser agredido es la salud. Pues situados aquí, en este contexto, puede que sí, que la salud sea valiosa y que ahora, más que nunca la guardemos, cuidemos y amparemos como un tesoro. Por eso no es de extrañar que, para tener más presente esta protección, hagamos uso de las joyas que acogen este cuidado, elementos tangibles que contienen o representan esta vez un concepto intangible que de este modo, podemos tocar. Esas pequeñas cosas que pueden llegar a ser todo un símbolo de riqueza y de valor, como la salud. Objetos con los que nos amparamos o incluso, con los que proyectamos simbologías que reivindican el derecho de un presente y un futuro mejor. Puesto que cuando hacemos uso, por ejemplo, de una medalla (siempre asociada a un valor que nos representa como podemos ver en Historical Memory de Mar Juan Tortosa [5]) o un pin ponemos voz de manera pública a esos valores con los que protegemos a nuestros seres queridos y cuidamos una sociedad o todo un planeta. Porque en este caso los objetos de protección también cuentan, dicen y narran cómo somos, cómo estamos o qué anhelamos. Toda una serie de conceptos que nos rodean del mismo modo que lo hacen los sistemas de broche o como lo circular de un collar, una pulsera o un anillo. Como lo circular de la palabra protección, que tiene su centro en el corazón y se extiende o se expande a lo largo de unos brazos y manos que rodean, abrazan y cuidan.

 

mt.png

 

«Joias e Objetos de Proteção para o Século XXI» es un proyecto creado por la asociación PIN durante la cuarentena, donde han participado joyeros y artistas tanto portugueses, como también de otros países de Europa o de América Latina. En él se propone y se hace hincapié en la mirada atenta. Esa que activa el corazón, centro, círculo o medallón, ese que siente, ama y desea (Medallion, Mónica Taipina [6]; Talismanic psychological protective sound object of the 21st century, Luis Torres [7]). El generador de abrazos, el que ampara lo efímero y lo vulnerable de un cuerpo (Parts, Pedro Sequeira [8]). Todo un gesto que se extiende por los brazos hasta llegar a las manos, las que contienen y guardan (Bull Flower, Natália Olarte [9]), las que se expanden por los dedos hasta converger en ellos/as, vosotros/as, nosotros/as, el/ella o tú (Lines of Force, La Morais [10]) y así, cuidar o proteger hoy, en este siglo XXI.

 

mtarco.png

 

lt.png

 

ps.png

 no.png

 

lm.png

 

Por opção editorial manteve-se a versão original do texto.

 

BIBLIOGRAFIA

Archive for Research in Archetypal Symbolism (Autor institucional (2011). El libro de los símbolos. Reflexiones sobre las imágenes arquetípicas. Colonia, Alemania: Taschen.

Art Jewellery Forum (coor) (2016). On and off. Jewellery, territory, identity, domination, sex and death. Mill Valley, EEUU: Art Jewellery Forum Publication.

Den Besten, L. (2012). On jewellery. A compendium of international contemporary art jewellery. Stuttgart, Alemania: arnoldsche Art Publishers.

Esquirol, J. M. (2018). La resistencia íntima. Ensayo de una filosofía de la proximidad. Barcelona, España: Acantilado.

Ramírez, J. A. (2003). Corpus solus: para un mapa del cuerpo en el arte contemporáneo. Madrid, España: Siruela, D.L.

Skinner, D. en colaboración con Art Jewellery Forum (2013). Contemporary Jewellery in Perspective. Nueva York, EEUU: Lark Jewellery & Beading.

Olivares, R. (2019, abril/junio). UTOPÍA. Revista de crítica cultural. Cultura, objetos, materia. Madrid, España: EXIT La Librería S. de R.L. de C.V.

Juan Tortosa, M. & Vilar Garcia, S. (2020). La joyería como lenguaje plástico. Una propuesta artística trazada a través del objeto joya y su relación con el cuerpo y el espacio (Tesis doctoral). Universitat Politècnica de València. Facultat de Belles Arts de Sant Carles, València.

 

mar juan tortosa

MAR JUAN TORTOSA (Valência, 1990)

Doutorada em Arte, Produção e Pesquisa pela Universidade Politécnica de Valência com especialização em Joalharia e Arte Objeto, formou-se em Artes Plásticas e estudou Joalharia em diferentes escolas com a orientação de joalheiros e artistas como José Marín, Marí Ishikawa e Iris Eichenberg. Ao longo da sua carreira de estudante destacam-se diferentes prémios, concedidos pela UPV e a Generalitat Valenciana, e residências de pesquisa em centros como o Institut Nacional des Beaux Arts de Tétouan,  a University of Art London e a Cranbrook Academy of Art.  Expôs em várias instituições, nomeadamente no Museu IVAM (Valência), no CCCC (Valência, Disseny HUB (Barcelona) e no MUDE (Lisboa). Bem como, nas galerias Lalabeyou (Madrid), pazYcomedias (València), Amaranto joies (Barcelona) e The Morgue (Londres). Actualmente trabalha na área da criação, investigação e ensino, nomeadamente sobre o objeto e as relações que estabelece com o corpo e o espaço. Vive e trabalha em Valência, Espanha.

Tese de douturamento

Website

 

Visite a exposição e descarregue o respetivo catálogo em português.
Visit the exhibition and download the English catalogue.

__

O sítio da PIN teve o apoio


 Fundação Calouste Gulbenkian Nacional apoio